jueves, 3 de abril de 2008

Compostaje.

¿Qué es?, pues básicamente convertir los residuos orgánicos de casa (del jardín y comida) en abono. Es una buena manera de aprovechar unos restos que al mezclarse con otras basuras en un estercolero no harían más que contaminar.

El humus que se obtiene es excelente para las plantas, de modo que nos ahorramos el añadirles productos químicos nocivos. Si no lo queremos, seguro que habrá quien lo recibirá contento, y si no (que ya sería raro), para el campo.

Hay mucha información al respecto, hay que seguir algunas pautas sencillas.

Se hace en el jardín, con tablas de madera, aunque hay muchas maneras. Para este tipo, se trata de un “proceso biológico aeróbico” que dura aproximadamente un año, pero como hoy día no todos tenemos jardincito en el que experimentar, podemos recurrir al compostaje urbano por gusanos.

Que nadie arrugue la nariz, las lombrices son de lo más apañadas. Se supone que podemos tener cubos de fabricación casera, por ejemplo con las cajas de corcho que hay en las pescaderías para los congelados. Si prima la estética a nuestro bolsillo, por algo más de 100 euritos podemos comprar lo que se ve en la foto.

Son diferentes bandejas comunicadas, así las lombrices pueden campar a sus anchas (no corres riesgos de encontrarte un gusano en el sofá porque tienen todo cuanto necesitan en su cubito). Cada cierto tiempo se puede sacar agua para regar por un grifo que tiene, y en unos 6 meses te tienen listo el abono. Por cierto, no huele mal, al contrario, es como…olor a tierra de bosque.

Si alguien está interesado, donde mejor he encontrado las explicaciones es, cómo no, en Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Compost

3 comentarios:

Manuel Segura dijo...

Está muy interesante tu blog. Deberias hacer un versión en frances, porque estos bruseluassss reciclan regular...les queda todavía para igualar a los parques Córdobeses abonados con compostaje del ciudadano y caquita canina....si bien es cierto que para abonar todos los parques de Bruselas tendrian que emplearse a fondo y compartir el esfuerzo con los canes belgas........ Un Saludo.....

Train dijo...

Illooooooooooooooooooooooooou así que pretendes llenar de mierda la capital europea, no tienes arreglo.
Lo de que los belgas reciclan regular, pues ya nos gustaría aquí hacerlo igual de bien, que no hay más que asomar la cabeza a cualquier bidón para llorar.
Pero eso decía al principio, nadie nace sabiendo. Nos dan mensajes catastrofistas, nos hacen sentir culpables y después no nos dicen qué podemos hacer cada día.
Apunto tu propuesta de abono de Croqueta y Morcilla.

Train dijo...

Y por cierto, que nadie añada eso a su compost ¿eh?, que se lo carga.