viernes, 30 de mayo de 2008

Desechables.


“…estrena cada día…””…tan sencillo como…””…prácticas monodosis…””…higiénico…”.

Compra, tira, compra de nuevo.

Su coste parece inferior a un producto similar reutilizable, es un problema que no pensamos en mañana… ¡a la larga son muchísimo más caros! Solo hay que hacer el cálculo.

Personalmente, intenté cambiar los “cleenex” por pañuelos de tela, pero no logré acostumbrarme.

Los pañales y compresas como antiguamente (lavables) deberían también superar nuestros escrúpulos.

Un bebé necesita un promedio de 2190 pañales por año y una mujer utiliza cerca de 15000 compresas/tampones a lo largo de su vida fértil, sin contar las tantas para pérdidas que a veces se usan llegada una cierta edad. Se blanquean y preparan con productos químicos y plásticos que irritan la piel, cuestan un pastón, tardan cientos de años en descomponerse (existe la alternativa con materiales eco, pero los otros problemas siguen ahí).

Una de las alternativas más respetuosas con el cuerpo de las mujeres y la naturaleza son las copas: se acabaron las infecciones, malos olores, síndrome de shock tóxico, y muchas otras cuestiones que no cito por explícitas.

Por más que busco en los foros siempre encuentro la misma evolución al conocerlo: náuseas-curiosidad-criticarlo sin probarlo jamás, ó probarlo con reticencias y no dejarlo nunca.

¡Pero no pretendo asustar a nadie! Era por informar… :P

Una servilleta de mesa de tela, que se cambie una ó dos veces por semana no debería suponernos mayores problemas (a no ser que seamos de los que nos chorrea el aceite por la barbilla). Si nos empeñamos en las de papel, pues que no estén tintadas ni perfumadas.

Antes trabajaba en un lugar donde el agua se dispensaba con un bidón que estaba en la cocina, con sus vasitos de plástico, cada vez que alguien bebía tiraba uno, lo increíble es que justo al lado estaba el armario lleno de vasos de cristal. Solo hay que pensarlo dos veces. Si no queda otro remedio comprad platos-vasos-cubiertos de cartón en lugar de plástico

Lista de objetos con alternativas recargables ó reutilizables:

Cámara de fotos, maquinilla de afeitar, pilas, mechero, infusiones (mejor a granel), trapos de limpieza (las camisetas de algodón viejas son estupendas, los periódicos impregnados para los cristales también), bolsas, papel de aluminio y celofán (mejor fiambreras (“tupperware”)), botellas de agua de plástico, CD, monodosis para casa (salsa mayonesa, azúcar, limpia gafas, galletas, etc.) y otras tantas cosas.

Producir todo esto tiene un impacto, la basura también, cuando se descompone calienta un poquito mas el planeta. Ya plantan olivos y viñedos en Inglaterra…están encantados; pero aquí los de Écija acabarían fritos.


Anexo” por curiosidad. Que me parece estupendo que hagan un jardín al lado de mi casa con los impuestos, pero si eres mujer con hijos parece que contribuyes más. Ahora no notamos muchas diferencias en el precio.


9 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero q hippy eres! bueno cuando alguna vez se me ocurra usar un tampax, q aun no lo hice porque vivo en la prehistoria, usaré la copa después, mientras tanto seguire como siempre, si acaso me paso al algodon..jejeje!

Cris "La primitiva"

Anónimo dijo...

en una sociedad en la que "oler bien" es sinonimo de buen polvo..¿que esperas? mujeres lavandose 230 veces mientras tienen el periodo..como si fuera la peste..y hombres que esperan un coñete siempre dispuesto.

Hay que educar un poco mas en las "antiguas" tradiciones ,nuestras abuelas usaban la misma compresa (paño) durante meses y no les pasaba nada.

Educacion.

eso es lo que falta....desconocimiento a borbotones..ahi esta el interes de tu blog..informa..

sigue asi.

Train dijo...

¡Cris que no proponía que os dejarais melenas en los sobacos y quemáramos sujetadores! La copa la vi por primera vez en un foro de maternidad, una contaba que tras el parto se había vuelto más sensible, las compresas y tampones le daban infecciones y desde que usaba la copa se acabó. Mira en el enlace de la palabra “anexo” al final explican que casi es mejor utilizar de las baratitas, nos venden las bolitas esas de gelatina (echa agua a la compresa y córtala, tendrás una sorpresa dentro) como beneficioso. Ya están diciendo que posiblemente muchas infecciones y sensibilidad se asocien a esto

Anónimo, te hago algunas puntualizaciones, en el caso concreto de la menstruación no creo que las tías se laven tanto por echar polvos especialmente a las que tienen dolores; la mujer se está “depurando” y entre eso y la cultura (anuncios absurdos con noorolooorrrrr) se siente “sucia”, ¡a muchas les da por limpiar y ordenar la casa también! En los servicios públicos hay unos bidones especiales cerrados para tirar todo y vienen unas furgonetas a quitar de en medio los residuos radioactivos…pero una cosa han descubierto las que usan copas, ¡que NO HUELEN!, el problema venía de las compresas y tampones.
Además, hay muchas mujeres sin recursos que de conocerla verían el cielo abierto, os pido el favor de pasarlo, nunca se sabe a quién le podría interesar.

Manuel Segura dijo...

¡¡¡....Esta si que es la autentica copa....ni la copa del Rey, ni la copa de Europa.....!!!

Train dijo...

El grial que guardaban los templarios chavallll.

mireia dijo...

te he enlazado,porque me copié tu post!

Un saludo.

Mireia

P.d. muy buen tema por cierto!

Train dijo...

¡¡Oleeeeeeeeee!! copia lo que te dé la gana, mientras más tías lo sepan mejor.

Anónimo dijo...

Yo uso pañales de tela con mis hijos y estoy contentísima. Ahora me voy a pasar a la copa y las compresas de tela, que son muchísimo más cómodas que las desechables. Y en mi casa usamos servilleta de tela común y nos dura una semana ;-).

Train dijo...

¡¡Al fin alguien que no habla de las copas con la nariz arrugada!! qué alegría...yo tengo también una copa y la probé con la cabeza llena de prejuicios que desaparecieron en cuanto SENTÍ en mi cuerpo las ventajas. Viva las mamás ecolos.