jueves, 16 de octubre de 2008

Aquí estoy con la cabeza baja...

He recibido algunas llamadas y correos preguntando por qué porras no podían acceder al espacio, por qué lo había hecho, que debía dar explicaciones o al menos dejarlo abierto para quien quisiera verlo. Y tenéis razón.
Lo cerré porque al comenzar me había hecho una especie de promesa, que el tiempo que invertía en escribir merecería la pena si en medio año alguien, UNA sola persona al menos, me decía que había puesto en práctica algo aquí propuesto, cualquier minucia…y que me dijera qué tal le ha ido, bien ó mal y en este ultimo caso qué hacer para mejorarlo.
Las visitas y los comentarios eran un añadido estupendo (muchísimas gracias, con vuestras opiniones soy yo quien aprendo) pero me desengañé al llegar a plazo, por mi culpa por mi culpa, por mi gran culpa :D
Luego empezaron a llegarme noticias vuestras (por desgracia tarde), de pequeños ajustes que estáis haciendo para respetar a la Naturaleza y a vuestro bolsillo. Tengo constancia de 5 personas y eso supera con creces mis expectativas, me habéis hecho inmensamente feliz y eso da sentido a todo cuanto hago en el Rebaño. Os abro el chiringuito, espero que estéis como en casa.
Train.

9 comentarios:

beatriz dijo...

BIENNNN!! bravos y demas hurras de tenerte de vuelta..me alegro pecha..¡yo! YO PROBE LO DEL BICARBONATO y ¡funcina!!...mejor invento que la polvora tu ¡¿donde va ha parar?!, que en vez de matar gente, la rescata del atufamiento.

Train dijo...

Sin embargo el champú que fabriqué me ha dado caspa :___(
cuando dé con la tecla os contaré.
Muchas gracias Beatriz, tu siempre regalando energía ¡gratis y renovable!

Helena dijo...

No perdí la esperanza de que regresaras, solo te hacia falta recuperar energías. El desaliento va y viene como un flujo que ha de ser más un empuje para reponernos con mayores fuerzas hasta un día no volver a caer. Tú como Marthin Luther King, pero en lugar de con la esperanza, con que una persona sola pruebe tus fórmulas, cosa que claramente has logrado. Saludos!

roxito dijo...

Que gusto tenerte de regreso, estuve esperando y esperando y hoy que de casualidad te recordé a ti y a tu blog me dio un enorme gusto saber que estabas de regreso, gracias por tu trabajo y por el tiempo que nos regalas.

Te saluda aquel invisible desde el punto ciego.

Train dijo...

Saludos a vosotros también, os apunto como próximos objetivos/víctimas de mis propuestas ¡¡...muahahHAHHAHAHAHAH!!!!!!
Por cierto Roxito, entre varias veces pero pide que te registres para poder participar.

Heidi dijo...

BIEN¡¡¡¡ JO me alegro muchisimo tu vuelta, me encanta tu blog, me dio un susto cuando desaparecio. Por que vivo sola y estoy empezando a cambiar mis productos de limpieza por los que pones. Ya te contare. Gracias¡¡¡

Train dijo...

Tanto gusto de conocerte Heidi, pero no hace falta ponerse con un quimicefa a hacer experimentos (aunque si pruebas los productos de limpieza estupendo, ya os hablaré del detergente para lavadoras), simplemente con poner en práctica algun consejillo se logra mucho y no cuesta ningún esfuerzo. Saludos y gracias mil

Anónimo dijo...

y otro mas que se une a la lista de "Feliz reencuentro"...que tambien me he pasado al bicarbonato..y que aprende cosillas cada vez que te lee..las comparta o no (hipppyyyy!!!!) me gusta aprender..asin que sigue asin.

Train dijo...

¡eeeeeeeeeeeeee Ooooooooooooooo!¿y me lo dice alguien que frecuenta la casa invisible y la ceiba?¿¿ :)))
Pero me alegro si en algún momento has aprendido algo por aquí y gracias por abandonar el desodorante convencional, siempre nos aportas nueva información y me encanta (aunque el anuncio de Foster Hollywood se haya inspirado en tíiii carrrnívorooo).