miércoles, 22 de octubre de 2008

Medicina I.

Las principales firmas farmacéuticas producen también agrotóxicos y financian la producción de transgénicos y biocarburantes en el Tercer Mundo; a algunas se las relaciona con la Alemania nazi. El plan perfecto, tener en sus manos lo único imprescindible para vivir: la alimentación y la salud.
Una cosa es querer ganar algo con lo que tanto te ha costado descubrir y otra lo que hacen “para protegerse de la competencia”.
Destapar toda la porquería que crean además de la que se sospecha sería mucha tarea, pero aquí va una introducción:
Pfizer y los niños nigerianos, pensando en el bienestar de los cerdos, prótesis cardíacas, intento de monopolizar las vitaminas y viagra
Basf y sus patatas (Du-pont va por los mismos derroteros).
Bayer, uno de los principales productores de plaguicidas que podría matar a personas e insectos, contagios de sida y hepatitis…
También se sospecha de Novartis y sus trapicheos.
La Roche y la asociación de cierto medicamento con el suicidio
Si se privatizara la medicina ya le habrán puesto la guinda al pastel. El secreto está en los derechos de autor, cuando venden algún preparado ganan dinero a espuertas y tienen dos amenazas: los genéricos y sobre todo la medicina natural que desprestigian porque no se puede patentar (aunque si en Estados Unidos han querido hacerlo con asanas de yoga creo cualquier cosa).
La medicina preventiva no es rentable, es mejor atiborrarse de pastillas desde pequeños. Nos automedicamos alegremente y creamos resistencias a las enfermedades que queremos erradicar, pero lo escandaloso es que desde lo del Codex Alimentarius están persiguiendo como mafiosos a las terapias ancestrales que respetan el medio ambiente.
Los medicamentos están contaminando el agua cada vez que usamos el retrete y con los listos que tiran todo por el desagüe, de continuar así no la podremos beber (la embotellada tampoco, el agua que hay es la que hay)
Estas multinacionales nos venden pesticidas y medicamentos que están aumentando los estrógenos en muchas especies dificultando aún más su reproducción. En el caso concreto de las aves está afectando a la calidad del cascarón del huevo si es que consiguen tenerlo…
Usad medicamentos genéricos sólo si es absolutamente necesario y si sobran, llevadlos a una farmacia.Ya hablaremos en otra ocasión de alternativas eficaces, y dejando claro que si mañana me diagnostican una enfermedad mortal no creo que me la vaya a tratar con infusiones, iré al hospital como cualquiera…pero para el resto de dolencias tenemos opciones que son respetuosas con nosotros y el entorno del que dependemos.

7 comentarios:

Helena dijo...

Tengo obligado para mí misma una entrada sobre este tema, los transgénicos y los conglomerados de las farmaceúticas-biotecnológicas, denominadas actualmente "ciencias de la vida". Es indignante y escalofriante lo que esta ocurriendo y más todavía si no s epone un freno. No es por ser alarmista, pero se está ignorando la salud de millones de personas y haciendo peligrar el delicado equilibrio ecosistémico sobre todo en áreas de cultivo. Permitir que se patente la alimentación, los biocidas,a ntibióticos en manos de 6 empresas (!!) es consentir que el unas pocas personas tengan en sus manos la alimentación y la salud de todos. Y pensemos otra cosa, en ningún caso pueden presumir de responsabilidad,a l igual que no la tuvieron en el pasado (agente naranja en la guerra de vietnam, agrotóxicos en paraguay, etnocidio de la época nazi...)
Miedo me da que todo el poder pase a ser suyo, pues ríete de las películas El jardinero fiel y GATTACA, pues así como lo que ocurre en la primera ocurre en la realidad, lo que ocurre en la segunda mucho pretenden encaminarse. Escribiré algo más extenso y con más datos cuando pueda, sobre todo gracias al libro que me estoy leyendo. Salud!
P.D.: No sé como solucionar lo del enlace. Si yo lo pongo..., no lo entiendo.

Train dijo...

Mi intención era cabrear al que lo lea y que entienda que cada vez que va a la farmacia y el retrete está haciendo funcionar ese motor, como una introducción para un día hablar de fitoterapia-homeopatía-aromaterapia...como va de plantas seguro que tienes mucho que aportar.
Ataco estas multinacionales pero siempre quiero dejar clara una cosa: somos nosotros quienes las alimentamos con nuestras compras, quienes les damos su razón de ser y los que podemos pararlas. Por muy ingenuo que parezca es verdad.

helena dijo...

A mí también me enerva bastante y soy la primera que emplea un medicamento como último recurso. Para mí eso no es ingenuo, viven de la imagen que tienen frente al ciudadano y de su credibilidad. Bueno, yo al menos no me cansaré de repetir la cantinela a mis amigos y conocidos que los medicamentos en su mayor parte son placebos, y que la sanación está en unos mismo. Te recomiendo el libro No logo, de Naomi Klein si quieres saber un poco más de la maquinaria de las transnacionales y creer más en aquello de que podemos repercutir si nos movilizamos. Saludos!

Heidi dijo...

Gracias, nuevamente por abrirme los ojos.

Train dijo...

Helena, que los medicamentos en su mayor parte son placebos da mucho que debatir, no se yo...de hecho es lo que se dice de las terapias naturales. Creo que los tratamientos hoy "ortodoxos" son muy agresivos, ojalá todo fueran placebos, inocuo y que curan porque creamos que funcionan ¡así todos contentos!.
Heidi, espero que no sea para volverte pesimista, debajo de esa capa de mierda el mundo puede estar mejor, es cuestión de ponerse los guantes y quitarla.

Helena dijo...

Todos no, perdona por haber usado tal término, pero si que hay bastantes, más otros con efectos adversos que pueden ser más perjudiciales que beneficiosos a la hora de curarte. Quizá más bien depende de cada uno; el cuerpo es mucho más complejo que una máquina y no a todos nos funcionan las mismas sustancias, de ahí que aquella que en una persona puede ir perfectamente, en otra le puede ser de dañino a inocuo y no servirle. De eso precisamente habla el Ayurveda, una sabiduría milenaria de la india que desde sus inicios se preocupo de la relación mente-cuerpo como un todo, hablando a su vez de tres tipos de constitución y los diez que se derivan dependiendo de la proporción de cada uno por una falta de equilibrio. La medicina alopática se limita casi siempre a curar síntomas sin buscar su causa, a tratar partes y no al organismo completo, y eso es algo que muchos médicos comienzan a ver, dándose un cambio de paradigma. Para mí al menos resulta muy interesante, pese haber sido educado bajo la visión reduccionista, el holismo desde la salud a la biosfera puede que nos ayude a comprender más la complejidad de la vida. Quizá se trate de unir ambas, desde el nivel molecular al funcionamiento de sistemas en sincronía. Saludos!

Train dijo...

Sí ¡pero no adelantes lo del holismo que ya nos meteremos de lleno en la medicina tradicional! ;) saludos