jueves, 20 de noviembre de 2008

Navidad I: regalos.

Parece ser que este año es la “sin blanca” navidad y con la excepción de familias que por desgracia las pasarán canutas, creo que al resto no nos vendrá mal apretarnos el cinturón y cambiar el chip. Algunos detractores de estas fiestas argumentan que es un canto al consumo y es verdad, pero para una vez que nos gastamos las perras en otros (¿será ese el problema?) podría ser suficiente con hacer algunos ajustes aquí y allá.
Nos guste o no, nos reuniremos con familia, amigos, compañeros de trabajo y puede que si ven en nosotros ciertas pautas fáciles las acaben adoptando también, demos ejemplo.

Juguetes: Es la parte más complicada, los niños están muy divididos entre la preservación del planeta (si es que quieren vivir en él mañana) y tener cualquiera de los mil juguetes con los que son bombardeados por la publicidad cada mañana…
En casos muy contados podría bastar con una charla acerca de cómo elegir y por qué, en otros la carta de los reyes es un desplegable infinito donde se puede escoger (que sea sin pilas, mínimo de envase y plásticos, fabricante nacional y NO "del chino" de la esquina (ya explicaré), más detalles aquí).

Regalos: obviamente es mejor comprar uno de calidad que dure y se pueda reparar antes que dos malos (si queremos que cunda el dinerito hay tiendas de segunda mano de casi cualquier cosa, también podemos organizar un amigo invisible para regalar a una persona en condiciones antes que chorradas a 5) que sea práctico para no acabar en la basura, ¿ha contaminado mucho en su creación, lo hará cada vez que se use?, ¿viene desde lejos?...........
Podemos ofrecer objetos que sensibilicen al mismo tiempo como los procedentes del comercio justo (aunque es un tema controvertido) bolsa de la compra reutilizable ó carrito de la compra ultramoderno, aparatos que funcionen ó se recarguen con energía solar, una cesta de productos bio (cosmética, alimentación, etc)…...

Para ahorrar basura = CO2:
Un bono de actividades. Hay empresas que por un precio fijo dejan elegir al afortunado entre un día de deportes de aventura, relax, diversión………
Una matriculación a un curso que desee hacer.
Entradas para el teatro, deporte, bono de cine, hammam (uuuuuuh)……….
¡¡Algo hecho por nosotros!! hay personas a las que les hace mucha más ilusión.
O un fajo de “vales”, a mí me dieron uno con chuminadas que siempre había querido hacer ó que me hagan (un día de senderismo en “x”, que te traigan el desayuno a la cama……….) BONITO Y BARATOOO.
Hay veces que tenemos algo realmente codiciado por otra persona y no se lo damos porque le tenemos mucho apego, ese sería otro fantástico regalo.
Personalmente me encanta el 6 de enero, así de triste XD ignoro mi cumpleaños pero es que los Reyes son mi debilidad y no puedo renegar. Para los más fuertes de carácter podéis enviar a vuestros potenciales regaladores un “certificado de exención de regalos” y aguantáis el tirón con el corazón lleno y las manos vacías.

Por supuesto los envoltorios, antes de provocar esa avalancha de bolones de colores chillones en las basuras (ése día no habría que hacer la vista gorda al reciclaje) podemos buscar alternativas; reutilizar papel de años anteriores, hojas que nos parezcan bonitas ó el furoshiki (además de enseñarnos a abandonar las bolsas podemos aprovechar retales de tela para envolver regalos).

3 comentarios:

José Ignacio dijo...

Entras en un tema importante, a pesar de que en general no se dedique demasiado tiempo a esa reflexión.
En nuestra casa, somos padres y dentro de poco abuelos; procuramos comentar con amistades y familiares colaterales que no es práctico efectuar un canje de regalos. Yo te lo llevo y tu me lo traes. Con la actual idea acabas acumulando un montón de cosas inecesarias.
Descartados una serie importante de personas nos quedan cinco personas: hijos, nueras y nieto ( a llegar en pocas fechas).
Con los primeros la cultura es un intercambio agradecido.
Faltará marcar criterio con respecto al nieto.
Tus consejos son interesantes.
Grascias por la visita.
Hasta pronto.

E.M.E dijo...

Hola Train,
creo que estás haciendo un buen curro en este blog... Además el título es insuperable.
Saludos

Train dijo...

¡Enhorabuena José Ignacio!seguro que darás a tu nieto otra versión de las cosas, luego que él decida.
E.M.E es mi pequeña aportación para que se preserve la Naturaleza tan bonita que nos muestras...gracias.