viernes, 23 de enero de 2009

Pescado.

Nos aporta proteínas como la carne pero con menos grasas y son fuente de omega 3. Perooo como en todo nos estamos excediendo y de aquí a unos 30 años la pesca se verá en aprietos.

Ya se han prohibido algunas técnicas dañinas (como en Málaga “el copo”) pero aún se pueden conseguir chanquetes si uno sabe dónde.
También en altura puede ser nociva, los países se pelean por sus derechos de pesca pero no pensamos que estamos causando un daño irreversible a una riqueza biológica de la que sabemos menos que de del espacio exterior.

Se capturan especies indeseadas con el lote y las desechan muchas veces muertas, también cae alguna que otra protegida y un 20% se pesca de forma ilegal en países pobres.

¿Será la acuicultura nuestra salvación? Si tenemos en cuenta que cada vez hay más bocas que alimentar no quedará más remedio y de hecho el volumen de pesca no está disminuyendo con el aumento de la cría. Se debe avanzar mucho en este terreno porque muchas tienen un gran impacto ambiental y ponen en peligro los ecosistemas locales (invasión de zonas frágiles, introducción de especies exóticas invasoras, disminuye el agua potable y contaminación).

Otro problemilla es que la ingesta de peces carnívoros está en auge y como consecuencia su cría también…ahí está la sinrazón: se pueden necesitar más de 4 kilos de harina de pescado con valor comercial para alimentarlos y obtener ¡UN SOLO KILO de beneficio! No es durable…al menos se está investigando para hacerlos “veganos”.

Respecto a la salud, si contienen medicamentos ó más grasas que los que campan en libertad en cloacas (digooo ríos, lagos, mares...) no sé si es razón de peso. Eso sí, hay que tener en cuenta que los peces carnívoros pueden contener una concentración de mercurio por contaminación mayor que el de sus presas porque es un metal bioacumulativo.

No se trata de suprimir la pesca porque muchas familias humildes viven de ella y son las primeras víctimas. Deberíamos:

Consumir de manera responsable, ahí tenéis una lista de especies que se encuentran en los comercios, algunas se desaconsejan (el atún rojo ni tendréis la oportunidad de verlo) y proponen otras de modo orientativo porque comprar un bacalao islandés no deja de ser absurdo. Aquí un artículo muy completo.

Diversificar nuestros gustos.

No comprar inmaduros.

Exigir un etiquetado más claro ó cartela en la que se informe de su lugar de procedencia y técnica de captura (priorizaremos las más selectivas como a la caña y si me pongo tiquis miquis con lanzas y piedras ;)).

Si viene de una piscifactoría que sea “ecológico”.

Que sean “de temporada”.

Fresco y local, si fuera posible (se ha consumido menos energía en conservarlo y transportarlo).

Otro mundo es posible: un día carne, otro pescado y el resto verduras, arroz, pasta, patatas…(ó agárrate: sin carne ni pescado, siempre habrá otros que lo hagan).

Aquí en carnavales tenemos el "entierro del boquerón" y las playas huelen a espeto. Me gustaría que siguiera la tradición, que los chirinquitos y el "pescaíto" de hoy no sean el hambre de mañana.
(Foto de un cenachero).

No hay comentarios: