jueves, 19 de febrero de 2009

Materiales: algodón.

La fibra textil más utilizada hoy día. ¿Por qué será que las grandes cadenas de ropa comienzan a vender prendas de algodón orgánico? Un lavado de cara.

Se necesitan 5263 litros de agua para obtener un kilo de algodón, en ocasiones más porque los países con sol pero sin agua se las ingenian para conseguirla como en Siria… el mar de Aral se reseca y contamina al mismo ritmo que aumenta nuestra fiebre por ir a la moda.

Un 25% del total mundial de pesticidas se emplean en su cultivo. Se arrasa con otros seres vivos, se contamina el aire, agua, tierra y mata a los agricultores (minuto 10:25) especialmente de países en vías de desarrollo por su pobreza, leyes y analfabetismo. Todo sea mientras nos salga baratito a nosotros.

La variante transgénica de extiende peligrosamente, aquí se ilustró con el caso indio y el aumento proporcional de suicidios por deudas. Ahora ponen ojillos tiernos a los africanos.

Las fibras se tintan y blanquean con tóxicos (minuto 18:25 explica cómo las manipuladoras sufren una constante náusea por los venenos que respiran) y se transforma en ropa a veces en condiciones infrahumanas en algunos países que están tan lejos, que al llegar a nuestras manos tienen una enorme huella de carbono a sus espaldas…y la verdad es que siempre es mejor usar lo natural pero con cabeza:

Donando lo que no queramos.
Comprando menos, de calidad y si nos atrevemos de segunda mano.
Orgánico, local si tenemos y si no de comercio justo, of course.
Yendo desnudos en cuanto podamos ¡despiporreeeeeee!.
Preferencia por otras fibras como el lino y cáñamo.

Pero si levantamos la vista de nuestra camiseta veremos que el algodón es casi tan omnipresente como el plástico. Deberíamos optar por reutilizables frente a desechables habéis visto opciones para las servilletas, pañuelos, compresas, pañales…hoy os propongo desterrar los discos de algodón y las toallitas para bebé.

En la foto no se aprecia pero es tela polar, seguramente han reciclado plásticos en su fabricación (no es natural pero promueve una excelente práctica). No absorbe el producto que apliques y sin embargo la suciedad se queda pegada, es muy suave con el contorno de ojos ó traseros, barato y no es necesario un máster en costura porque basta con cortarlo como deseemos ya que no se deshilacha (l@s más marujis pueden hacer como yo, que aproveché un retal de algodón por si uso tónico ó retirar los restos de lo que apliqué con la otra cara…más bonito ¿no?).

Os daré la receta de su media naranja: un limpiador para bebé que sirve como desmaquillante. Lo usáis con esta fantástica toallita, se mete en una redecilla con el resto de la colada y vuelta a empezar.

No hay comentarios: