viernes, 29 de octubre de 2010

Objetores del crecimiento = La revolución serena


Decrece...y como símbolo un caracol ¿qué era aquello? Leyendo y profundizando me pareció la solución a todos los males que considero importantes. Podrías poner patas arriba todos los esquemas con los que nos han criado (crece portándote bien para que te compren cosas, trabaja para comprar) y quitarte las legañas…la Pachamama está convirtiéndose en la Nada y hay mucho que hacer.
“Porque el humano sin esperanzas es fácil de controlar y aquél que tenga el control, tendrá el Poder”

El experimento: la simplicidad voluntaria, hay quienes decrecen hasta quedarse con 2 mudas y comiendo la mitad. No es que te hagas de la “Hermandad del Puño Cerrado”, suena sectario, pero serás tan sobri@ como quieras.
Personalmente lo llevo como un estudio tipo “21 días” y las implicaciones son muy muy vastas.
Me pongo a prueba ¿hasta cuánto estoy dispuesta a renunciar sin incomodarme o provocar rechazo a mi alrededor?.
Normas: Reutilizar, prescindir de cada vez más cosas, potenciar la creatividad y relaciones interpersonales.

Y así me va:
Vida social: lo más duro, consensuar con los amig@s un ocio que (al menos a veces) no sea para gastar; que en el trabajo dejen de cachondearse de la fruta en fiambrera y la infusión del termo; encontrar gente igual de tarada; ser parte más activa del cambio como voluntaria y bloguera.

Hogar, dulce hogar: alquilé una casa sin amueblar. La ventaja es que desde adolescente preparaba una gran caja llamada “ajuar de la independencia”. Entre manualidades, allegados y basura tengo cuanto necesito. Conseguí el pie de una lámpara por una cafetera, no he colgado cortinas hasta un año y medio después, tengo una balda de chapón en la nevera, los muebles que encontré para la cocina no son de cocina; pero no debo ser tiquis miquis, así es el juego. Iré colgando fotos...cuando alguien se deshaga de su cámara...

El hábito que hizo la monja: Mecezale por las orejas. Mami y abuela parecen sacadas de un taller clandestino, como les des unas agujas de punto te hacen un jersey en un abrir y cerrar de ojos.
Junto al contenedor del barrio dejan prendas completamente nuevas, y las transformo con la marimáquina de coser en horteradas monísimas.
Los conocidos me dejan bolsas que habrían tirado (una prima ha llegado a darme ropa sin estrenar) y ¡victoria!: algunos han empezado a echar un vistazo por si les sirve, lo que sobra lo llevo a otros lugares.

Teletransporte: De momento en bus y bicicleta. Si se rompe tengo un amigo que le echa un vistazo, se lo agradezco dejándole la casa a él y a su pareja cuando me voy por ahí.

Alimentación: La base: harinas, legumbres y frutos secos, pasta, arroz...y hago el pan, galletas, potajes, conservas...En rarísimas ocasiones compro carne o pescado. Los platos precocinados y guarrerías están por lo general, vetados. Alguna vez he cambiado fruta de una finca por mis platos preparados.
Hemos formado un grupo de permacultores urbanos con gran ilusión, lo que aprenda me será muy útil en el futuro.

Basura: Con todo lo anterior logré reducirla considerablemente. Mientras no tenga vermicompostador tengo que tirar las bolsas antes de llenarlas, yo sola tardo tanto que cría apetitosos gusanos ¡mmmh!.

Agua-electricidad-gas: Ya sabéis muchas astucias, también de limpieza e higiene.

Cajón desastre: Si se rompe el ordenador (2ª mano) tengo a quien llamar para que lo arregle a cambio de algún cuadro.
Me corto el pelo con unas tijeras estupendas (… sin comentarios ¿eh?).
Tengo un collage muy “bonito” frente al sofá que hace las veces de caja tonta.
Móvil (2ª mano): intento priorizar el correo electrónico
Si debo/quiero comprar algo debe ser lo estrictamente necesario (y porque durante un tiempo “x” de espera no me ha llovido del cielo). Suele ser de segunda mano o nuevo de buena calidad, porque durará más.
ETC

Último mote: ¡¡gata-flauta¡!. Os puedo garantizar una cosa… el cerebro se va reordenando, y al menos para mí cobra mucho sentido lo de que “no es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita”.
Puedes pensar “¿una nueva moda?¡es un insulto a quienes lo pasan mal!” y te respondo: es una manera extraña de echar una mano. En mi oficio nunca hay trabajo para largos períodos, pagan poco, y aun así te aseguro que puedo ser más austera sin que repercuta en mi bienestar.
Empecé a realizar estos cambios poquito a poco, echo la mirada atrás y ya hace 4 años. Nadie me obliga a seguir decreciendo, de hecho hay cosas por las que no pienso pasar y a veces me doy un caprichillo (como quien hace régimen).
Ya os decía en la primera entrada del Rebaño, nada más lejos de mi pretensión el moralizar ni creerme el baluarte de la resistencia anticapitalista, pero sí compartir mi cambio para intentar contagiarlo, aunque sólo sea una pizca, aunque sea a una persona sola.

¿Te animas? a organizarte de otro modo y eliminar lo superfluo centrándote en lo funcional. Salvo excepciones, verás la vida tan sencilla como realmente es. Os estoy dando el secreto de la felicidad, que no es moco de pavo beibis.

12 comentarios:

bitxuverinosa dijo...

muy interesante.

yo no estoy preparada ni probablemente quiera llegar tan lejos, pero me interesa mucho leer sobre tu experiencia.

gracias por compartirla

Train dijo...

Encantada de conocerte,bitxuverinosa. Con el tiempo he asumido que no soy muy persuasiva…pero no pierdo la esperanza y te animo a que te pierdas por aquí si te pica la curiosidad.
Empieza por algo tan sencillo como comprar conscientemente (mirar la procedencia y envases por ejemplo) el resto viene solo, que lo sé de buena tinta.

Anónimo dijo...

Hola!!

Soy de Galicia y también estoy cambiando mi manera de vivir, también estoy "decreciendo", y me encanta encontrar personas como tu que también lo hacen, y lo cuentan, para que otros puedan concienciarse. Apoyo totalmente tu afirmación de que no es más feliz el que más tiene, sinó el que menos necesita, el caso es que estamos abrumados ante tantas necesidades creadas por multinacionales que no vemos más alternativas que las que nos presentan.... pero las hay, hay muchas alternativas fáciles que nos ayudan a nosotros y al resto del mundo!!!!!!
Y al final que nos queda??? queda la satisfacción de saber que estás haciendo las cosas bien, digan lo que digan los demás...

Muchas gracias por la información que aportas!!

Train dijo...

¡¡Eh, esperaa Anónimo!! no te vayas…¿Cómo reaccionan tus seres queridos? de las cosas a las que renuncias habitualmente ¿cuál echas más de menos?¿cuál sorprendentemente no extrañas en absoluto?. Ya que me felicitas por compartir mi experiencia te invito (si de vez en cuando te apetece) a que cuentes por aquí tus anécdotas.
Para los ecocatastrofistas está claro que hay que cambiar de hábitos, no hacemos lo suficiente y tarde o temprano estaremos forzados a ello de forma desagradable, mejor la adaptación gradual.
Cuánt@ galleg@ suelto por aquí últimamente…¡oleee!

Anónimo dijo...

Hola Train!!

Pues la verdad, de las personas que están a mi alrededor, algunas lo entienden y la mayoría no.... mi familia no lo entiende, la familia de mi pareja lo entiende mejor, mi pareja lo acepta, aunque le cuestan algunas cosas, y la verdad es que de momento no hecho nada de menos, es más, me sorprende que de tantas cosas que usaba, ahora es como si sintiera rechazo hacia ellas.... "no me lo pide el cuerpo".... Una sensación que cada día experimento más, y cada vez me siento mejor.... es como una adicción!!!!! cuanto más lo practicas más quieres!!!!!! Por cierto, me alegra saber que hay más galleg@s intentando cambiar sus vidas!!

Bicos.....

Angel dijo...

Hola Train, ¿como te va?
Últimamente había entrado poco por aquí, pero como siempre has acertado en la diana. También me ha supuesto una grata sorpresa ver que no soy el único que intenta reducir drásticamente su nivel de consumo. Ánimo y sigue contando

Train dijo...

Me hubiera gustado que concretaseis (las preguntillas) pero me doy con un canto en los dientes sólo porque participéis. Lo divertido de esto es que cada uno tiene una procedencia, edad, sexo, educación… el que pongamos en práctica esta “filosofía de vida” tendrá consecuencias distintas.
Anónimo, la familia está para decirnos lo mal que estamos de la cabeza, pero siempre, siempre (y muy a su pesar) ¡nos querrán! mis abuelas se parten de la risa, claro que la estampa de verme con toquillas de doña Rogelia tirando del maricarro lleno de cachivaches no es para menos. Cuando lo sustituya por el del Mercadona ya llamarán a los servicios sociales.
Angel, me va, me va, me vaaaa. Espero que hayas tenido un verano estupendo. Esto es como alcohólicos anónimos, reconforta compartir vivencias, y si os dan ganas aquí podemos ir haciéndolo.

Lucas Caminante del Cielo dijo...

Yo he decrecido en el consumo carnal de mujeres. ¿Eso cuenta?

Anónimo dijo...

No, no cuenta porque mientras decreces en el consumo carnal de mujeres creces en el autopajoterismo...habria que hacer un estudio en Oxford o en la Universidad de Valladolid (que es muy bonita) para saber que actividad esta generando mas gasto energetico en tu cuerpo y por extension en el medio que te rodea.

No es tan facil decrecer!
A mi me esta costando!
Pero lo conseguire!

Quemare todo y volvere a la caverna..me han dicho que alli si que sere feliz!(eso me han dicho)

Train dijo...

Lucas CdC: ¿Y de gallináceas?
La resignación no cuenta

Anónimo I: Ya que (gracias al Altísimo) no has conseguido ser podridamente rico en agosto… puedo regalarte el colchón somalí

Genial, juntos los dos; pero ¡si soy un cachico pan multicereales! maldito Karma de "todo a 100" :_-(

Aquahora dijo...

Hola, me parece muy interesante el tema, de hecho acabo de descubrirlo hace poco y me he sentido bastante identificado. Ha supuesto una gran alegría ver que a otras personas tenían un sentir parecido, a veces alegando razones concretas o simplemente porque lo sienten así, sin racionalizar demasiado.
A veces puede que se trate de una simple elección, pero yo creo que también tiene que ver con el carácter y las características personales. Como se suele decir "Al que nació para herrero, del cielo le caen los clavos".
Un saludo y gracias por compartir.

Train dijo...

Gracias y...te ruego que compartas tú también contando qué tal te va ¿alguna iniciativa? ¿algo que hagas y recomiendes? (a ver si un día escribo de freeganismo). Bienvenido