jueves, 27 de enero de 2011

Higiene/cosméticos VII

Y le llegó la hora a los bastoncillos en cajas, con palitos de plástico y extremos de algodón que los más avezados tiran al váter. Aunque los haya ecológicos son desechables.

Su uso puede crear tapones, otitis y otros problemas. El cerumen está ahí para proteger al oído, y no se debe retirar por completo o empujarlo hacia el tímpano. Leyendo a un experto en apnea supe que si nos empeñamos, sólo debemos ocuparnos del exceso que excreta, porque se limpia por sí solo (si tienes el oído interno sano).

¿Eres como yo, que te metes el bastoncillo por una oreja y lo sacas por la otra? Entre el gustirriquitín que da, y la obsesión por la limpieza podemos hacernos más mal que bien.

* Y me puse manos a la obra. Primero probé la “conoterapia”, hum... me hicieron fotos con el tubo chisporroteando en mi cabeza. No noté nada de nada, y se suponía que aspiran el exceso de cera. Los que critican este sistema afirman que es una estafa con la que te arriesgas a prenderle fuego al pelo jaja, y el depósito anaranjado que dejan vendría de la combustión del propio canuto (entre sus componentes está el propóleo y cera).

* Después del bochorno, me dejaron un espray. No me satisfizo y no soluciona el problema de los envases.

* Charlando con mi abuelo encontré una solución: ¡perilla! (siii, como la de los enemas, pero mini). El procedimiento:

1. Cuando me ducho, limpio el pabellón externo y seco con tela de algodón fina como el de camiseta o ropa interior.

2. Un par de veces al mes masajeo por dentro con el meñique y una gota de aceite vegetal tibio, hay quien usa glicerina vegetal.

3. Ese día lleno la perilla con agua y me doy unos buenos chorros (ojo, templada tirando a fría, la sensación térmica varía y casi me escaldo la oreja la primera vez). Al contrario que mucha gente, inclino la cabeza hacia la derecha si es ese el lado que quiero limpiar, para que caiga el agua.

Es más o menos así como los otorrinos quitan tapones. En un foro había una enfermera recomendándolo con una gota de agua oxigenada, y eso le dijo el médico a una compañera.

Precaución: Que ni lo intenten personas con problemas particulares, y en un taller un señor desconfiaba por si la humedad favoreciera los hongos...bueno, yo me seco bien después con tela o papel higiénico, y mi abuelo (que lo hace de toda la vida) nunca ha tenido problemas.

La cuestión es que mi oído izquierdo es un tanto caprichoso y segrega más cera que el derecho, como decrecentista debería ser un poco menos maniática, pero aunque me juran que no se ve nada, no puedo evitar ser “una mihíta”, y seguí buscando...

* Cómo no, Raffa también usa una alternativa, un “limpia-orejas” de metal (el primero en la foto) que no he conseguido encontrar aunque las personas mayores me aseguran que antes se vendían. ¡Ojalá tuviera una cámara oculta para que vieseis las caras de l@s dependient@s de farmacias y herboristerias que suelo frecuentar!.

El sistema es el mismo que los bastoncillos japoneses (los de madera en la foto), que tampoco he conseguido, ambos en la foto y que cuestan entre 2 y 5 euros. Me han comentado que puedo fabricarlo con un clip tuneado, aún no he probado

Se trata de retirar el exceso de cera con cuidado una o dos veces al mes, y el resto hacer como expliqué anteriormente.

¿Acabará Train con una trompetilla?, ¿enamorándose de un colibrí que libe de sus orejas?

Próximamente en el Rebaño...

¿¡¡Mandeee!!?

9 comentarios:

Shinorri dijo...

No me imagino qué pintajas tendrás XD

Train dijo...

Aparte de tener la ceja y ojo izquierdo totalmente asimétricos, y que soy algo hortera, nada particular...
Y tu higiene auricular ¿qué tal?

La señorita de Aviñón.

Reciclín Reciclán dijo...

jajajja, como me río con tus comentarios.
La mejor receta es la de tu abuela (unas gotitas de aceite de oliva por la noche. Pones un tapón de algodón para que vaya ablandando...) Al día siguiente quitas el tapón y ahí ya sacarás de todo. El resto si quieres con algo largo improvisado (previamente desinfectado). Yo soy una cochina pero cuando me pasa uso una horquilla...y no veas lo que sale de ahí.
Un beso enorme.

Train dijo...

De cochina nada, que me has dado una idea (me habían propuesto tunear un clip)
Un beso de los que hacen ruido en la oreja

ajoylaurel dijo...

Pues a mi me dijo el médico una vez que hacía muy bien en no limpiarme los oidos. Yo lo contesté que no es algo intencionado, que en esencia soy vago. En fin...pero una cosa más, ¡tu no eres hortera!, lo tuyo es estilo propio, como mi fracasado look rural, que no creo tendencia...

Train dijo...

Trotalomas también quiso crear tendencia con el "look forestal". Yo tengo "estilo paqueta" según lo bautizó AnónimoI (bellísima persona)
Madre mía, ¿no te salen escarabajos peloteros de las orejas?

ajoylaurel dijo...

¿Escarabajos?. Tengo buena relación con el vecindario, no se si entran o salen. Además que con la alegría de los tiempos que vivimos, mi espacio vital es cada día más reducido y los miembros de mi familia siguen siendo los mismos, dos perros y una mujer. Compartir es amar, incluidos virus y bacterias.

Azote ortográfico dijo...

Train, lo que voy a decir puede sonar a guarrada... pero tengo un familiar muy cercano que durante años se ha limpiado los oídos con una horquilla del pelo o incluso la parte que no pincha de un imperdible. Yo tengo un problema de cerumen francamente grande y tengo que limpiármelos sí o sí a riesgo de dejar de oír en cero coma. Podríamos estudiar la forma de adaptar estos utensilios como "limpiacerumen" duradero...

Train dijo...

Ajoylaurel: dirás 2 perras de bandera. También reivindico a las zorras, víboras, pavas y cerdas como bellos seres

Azote ortográfico: Pienso probar un tiempo con la pera y otro con clip o similares...si te apuntas al experimento nos podemos citar aquí para contarlo