martes, 20 de noviembre de 2012

Decrecimiento: La revolución serena III

¡Hola caracolas!

Aquí un informe del proceso decrecentista: Evoluciono favorablemente hasta la casi indigencia feliz. Prosigue lo que enuncié en el pasado con nuevos “retroavances”.

Agua: Dependiendo del día gasto entre 4 y 8 litros a cubo para ducha. Me lavo la pelambrera 1 vez por semana (empiezo a probar con arcilla) se reutiliza el agua para el váter.“Otras deposiciones” en el baño seco.
El agua se bombea a motor, hay molinos caseros por probar.
El riego tiene fugas, las lluvias (aparte de causar un cataclismo superado) quizá hagan volver el arroyo con el que funcionaba el huerto al principio ¡A cruzar dedos!. Los arbolitos del carril , aún pequeños, necesitarán agua y como no llegan las gomas, probaremos goteo solar.

Alimentación: El no tener nevera hace que ya no prepare grandes ollas para congelar (más sensato que comprar precocinados, perooo un congelador es energía). No es posible comprar productos perecederos, salvo excepciones, se come lo que da el huerto, huevos, y platos preparados que trae la familia para el fin de semana.
Probado a pequeña escala el “pot-in-pot” que véis en la foto ¡¡Funciona!! A la espera de conseguir una nevera macetera grande para prolongar la vida de verduras.

Pan: Nos regalan sacos en un obrador para los animales, están perfectos al principio y si no nos traen las visitas, aprovechamos ese hasta el verdeo pétreo (si humedeces muy ligeramente el pan y lo tuestas queda bastante aceptable). También queda el recurso del casero y chapatis.

Ropa: Sigo sin comprar para mí, reparo y transformo. Al fin y al cabo hay que ponerse trapos viejos para no sufrir colapsos con la gallinaza y otros pastelitos gourmet con los que tiendo a repellarme.

Transporte: Tuve que sacarme el carnet, pero entre el pánico a conducir, la ecología, y economía no conduzco mi flamante-Renault Express del 93-en-la-que-han-viajado-cabras. Cuando voy a Málaga es en bus.

Teléfono: Tengo 3 móviles del año la maripolca que uso según se van quedando sin batería (si el cargador solar pasa una semana tonta). Con tarjeta prepago de 5 euros al mes, y procurando no gastarlo hahahahah, ahora casi todo el mundo tiene contratos con minutos gratis, así parasito yo…

Vida social: Pues como vivo en mitad de la nada, no tengo posibilidad de consumir. Cuando voy a la ciudad procuro tener planes de austeridad, como diría alguno.

Basura: La orgánica ni se composta, los animales acaban con todo. Papel a la chimenea, vidrio se reutiliza bastante, sin embargo el plástico es asunto pendiente, no hay forma de reducirlo… Cuando conseguimos verduras semipodridas de una tienda del pueblo, trae muchas barquetas y bolsas. La pasta, arroz, etc viene en paquetes, en el pueblo no venden a granel más que legumbres.

Vivienda: Es una cesión temporal, no hay alquiler, pero cuánto durará es un misterio y hay mucho que reparar a fondo perdido (dos habitaciones con techo de tela bajo el respiradero del tejado, etc). Somos como el REMAR rural: Nos han dado unos 100 kg de colamina, muebles, etc.

Luz: Velas y quinqué. Me acuesto y despierto como las gallinas: con la caída del sol y el cantar de los gallos, que tiene la desventaja de no parar con un botón.

Seguro que me dejo cosas, que por formar parte de mi rutina pasan desapercibidas, si hay dudas ya os respondo.

4 comentarios:

Angel dijo...

Hola Train, ¿que tal?

Respecto al tema del agua comentarte que si vives en una zona con bastante viento puedes usar (en el valle del Ebro se usan) unos motores eolicos de eje vertical que en su version casera se fabrican con bidones de aceite cortados y que tambien son conocidos como panemonas.

Que pases unas felices y naturistas Navidades


Angel

Train dijo...

Angel ¡¡FELIZ 2013!! cuánto me alegra leerte.

Sí que barajamos la idea, pero con la sequía el agua bajó más de 10m y nos decían que sería imposible con algo casero y reciclado. Ahora ha subido con las lluvias después de un par de años de sed :D

Incluso volvió el venero junto al huerto ¡¡oleee!! Sólo falta entonces el bombeo ocasional para el depósito de casa.

Si nos atrevemos con la bricomanía lo cuelgo para compartirlo.

No conocía la palabra panemona, ayudará a encontrar más información ¡¡Gracias!!

Emilio Martín Estudillo dijo...

Train!! Eres una héroe del decrecimiento! Me quito el sombrero y lo balanceo por debajo de las rodillas por tu valentía y arrojo. Sólo una pregunta: ¿internet? ¿Rapiña en casas de familiares/amigos desprevenidos? Y más dudas:
¿Cómo váis pasando el invierno por ahí? ¿Cómo os calentáis?
Feliz entrada de la primavera (que ya queda ná!!)
Emilio

Train dijo...

Jajajajaj
Efectivamente, “rapiñeo” Internet de Guadalinfo en las rarísimas ocasiones que se me brindan, y cuando bajo a casa de la familia actualizo mis asuntos con la Red.

El invierno lo pasamos crudamente durmiendo y comiendo junto a la chimenea. La semana pasada, desgranando maíz tiré las vainas al fuego y se prendió el hollín (es muy antigua) ¡¡escupía fuego por arriba y abajo!! Una columna de fuego que conseguimos controlar con extintor. Menudo susto, los 3 bomberos que se acercaron decían que es algo muy habitual ¡¡AAAAAAAAAAAAH!!

Vivir con fuego es indescriptible, engancha ¡¡PERO QUÉ SUSTO!! hasta las hormigas corrían despavoridas.

Me alegra leerte ¿por qué no se enlaza directamente con tu blog? se echaba de menos tus bellas fotos