lunes, 24 de diciembre de 2012

Variedades locales, semillas de la verdadera revolución verde

Conocemos la importancia de consumir local, de temporada, ecológico y con precio justo.

Pero en los tiempos que corren también se está volviendo una cuestión de vida o muerte el preservar las razas antiguas animales y vegetales.

Ahora no veo contradictorio que la fundación Bill & Melinda Gates financie la propagación de OGM en África, al tiempo que en Noruega "salva"-guardan las semillas originarias de esos pueblos a los que convencen de que no son lo suficientemente productivas ¡Negocio redondo con lavado de cara!

Y parece una siniestra campaña viral, porque hasta la ONU reconoce el poder de la agroecología para salvar la tierra y a las personas que la habitan en extrema pobreza… en lugar de acabar en los extrarradios de cualquier megalópolis, como puede suceder cuando se cultivan millones de hectáreas de transgénicos con maquinaria pesada.

Igualmente las semillas híbridas que predominan hoy son hambre para mañana, porque han reducido más de un 80% la diversidad agrícola que existía hace un siglo y limitan la soberanía alimentaria de quienes entran en el círculo vicioso de comprar simiente cada año. O en ganadería tener que depender de costosas instalaciones y medicinas para razas no adaptadas a su entorno.

En el caso del cereal, me contaba un agricultor el mes pasado que hasta para limpiar su grano debía rellenar una serie de formularios que siguieran toda la traza de su producción, con el fin de impedir que el señor vendiese lo que le pudiera sobrar. Las grandes casas semilleras consideran que es lo justo, una forma de que su inversión en investigaciones para “mejora” sea rentable.

Pero es una triste ironía, cuando sus variedades se presentan vulnerables a ciertas plagas que se refuerzan con los químicos con las que son tratadas (algo así como con los antibióticos) entonces recurren a las variedades tradicionales o silvestres, para arrebatarles su riqueza genética, jugar con ella y patentar el patrimonio natural.

Es terrorífico que la tendencia sea apropiarse del trabajo de cientos de años de la mano del hombre y la Naturaleza. Van más lejos aun con sus pretensiones de crear multipatentes, de modo que las diferentes características de una variedad se deban supuestamente al trabajo de un puñado de laboratorios dispuestos a lucrarse.

Una de mis heroínas, Vandana Shiva escribe: Cobran vida como signo de resistencia y creatividad entre las familias más pobres. En su pequeñez estiba su poder. La libertad de las semillas va mucho más allá de la libertad del agricultor con respecto a las grandes compañías. Supone la libertad de unas culturas diversas frente al control centralizado. En las semillas, las cuestiones ecológicas se combinan con las de justicia social. Las semillas que hoy se ven abocadas a la extinción llevan consigo la simiente de otras formas de concebir la naturaleza y de satisfacer nuestras necesidades. Guardar semillas es nuestro deber y compartirlas nuestra cultura (Shiva, 2006: 56)

Y así lo creo, el minifundio y las variedades tradicionales son nuestra salvaguarda frente a la globalización del sistema agroalimentario corporativo. Cultivar o criar una raza pura tiene importantes implicaciones: Elimina la dependencia para la obtención de semillas, acumulan una vitalidad proveniente de una prolongada interacción con su medio. No se suelen adaptar al sistema industrial, por ejemplo, para ser transportadas a largas distancias= favorecen el consumo local. Al ser muchas de ciclos largos se fomenta un cultivo acorde a los ritmos naturales, etc.

Están interponiendo muchos obstáculos, aparte de los evidentes, hay que destacar que muchas semillas no son reconocidas por la lista de la UE para poder recibir ciertas ayudas (¿adivináis quiénes contribuyeron a crear esa lista?). También ha quedado prohibida la venta de semillas entre hortelan*s tal como se había hecho hasta hace poco.

Tenemos opciones:

Elije variedades locales para consumo, cultivo y cría.

Crea tu propia reserva. Aunque algunas semillas requieren unas condiciones especiales de conservación, para hortícolas puede bastar con un frasco de cristal con un trocito de tiza, y guardado en un lugar sombrío a temperatura constante.

Decrece para que tu forma de vida no destruya más la biodiversidad de la que depende el cultivo tradicional. Un ejemplo: los olivares convencionales parecen crecer en asfalto, pero en los manejos respetuosos han descubierto que una adventicia es capaz de ahuyentar a la mosca blanca.

Participa en intercambios de semillas o ayuda a quienes lo promueven, como la Red Andaluza de Semillas.

Rebélate, compra/vende semillas tradicionales, boicotea los OGM, difunde…

Etc.

Finalizo con un fragmento que escribí hace tiempo y deseándoos FELICES FIESTAAAAAAAS:

“Allí se confirmaron mis sospechas, nos traemos entre manos unas semillas que hacen las veces de llaves del tiempo. Los trigos que se mueven como olas crecen sin prisa, y quien se atreva a sembrarlos deberá vivir a otro ritmo, viajar al pasado.

Las harinas sólo consienten ser trabajadas a mano y te recompensan con un pan de elementos y sentidos, que viene de la tierra, se amasa con agua, se hincha de aire y se dora con fuego.

Hay que saber bailar a compás de pasodoble, sosegado, y conseguiremos el pan que perdura a lo largo de los días y te llena a lo largo de las horas.

Cuando nos vamos pienso en “familia” y que la vida en el campo no parece nada fácil, pero hay mucho por hacer, y hay que osar.

Y después…bueno, eso será otra historia que no ha hecho más que comenzar

5 comentarios:

Anónimo dijo...

feliz año nuevo !
mucha suerte para tus proyectos...
este video te dara mucho ilusion y animo seguramente...

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=91pBFyLWIx4

nada es imposible !

Anónimo dijo...

Proxima etapa para ti : escribir un libro ! no ? con todo lo que ya has escrito en ese blog...

como esa italiana que ha decidido vivre la simplicidad feliz y que dice como vivir en familia de 5 personas con 5 euros al dia !!!

http://natural-mente-stefy.blogspot.it/

Anónimo dijo...

blog super interesante, no se si lo conoces ?

Anónimo dijo...

recomendo realmente a todos seguir uno de estos cursos en Caña Dulce:


* CURSOS DE PERMACULTURA EN ACCION:

- Semana Santa: 27 -31 MARZO
- Julio: 9 - 14
- Agosto: 1 - 6

MÁS INFO: http://www.permaculturacanadulce.org/cms/index.php/es/curso-permacultura

**RETIRO DE YOGA KUNDALINI Y AUTO-GESTIÓN DE LA SALUD: 24 - 26 MAYO

MÁS INFO: http://www.permaculturacanadulce.org/cms/index.php/es/curso-de-recetas-higienistas-y-yoga-kundalini

***ECO-ESTANCIAS REGENERADORAS: 15 - 30 AGOSTO
Programa en elaboración

Train dijo...

Hey gracias mil ¡igualmente para tí! Ví el vídeo y está claro, para montar algo como lo de la panadería se necesita aunar fuerzas...Admiro a quienes se aventuran con la vida comunitaria (eso de 20 personas en una habitación de un paraje perdido tiene tela). Aunque por otro lado sí que me atrae cuando es tipo monacal, con un fin espiritual ¡dicho así parezco carnaza para sectas! es complicado explicarse por aquí, no sé.

El blog está completito, aunque lo que me interesa está en el libro ¡claro! Sigo Monotarcie, que además de bonito, propone recetas de supervivencia-autarquía-naturalismo...A ver si te gusta:
http://monotarcie.blogspot.com.es/search/label/autarcie

Las estancias prácticas, lo dejo en tu comentario porque tienen un proyecto genial, pero porfaporfivor, no colguéis publicidad en el blog, aunque no te beneficie económicamente y sí ayude a quien lo lea, es la norma ;-P

Abrazos y gracias por compartir